martes, 16 de agosto de 2011

Política y misión en perspectiva latinoamericana - Por Hilario Wynarczyk










Recientemente ha sido salido el libro Reino, política y misión. Sus relaciones en perspectiva latinoamericana”, escrito por Alberto F. Roldán y publicado por Ediciones Puma, sello del Centro de Investigaciones y Publicaciones (CENIP), de Lima, Perú. El autor es argentino, profesor de teología en la ciudad de Buenos Aires. Esta obra de 209 páginas, y otras 25 de bibliografía, se sitúa en la interface entre teología, filosofía política y ciencias sociales. Su objeto de análisis es el concepto de reino de Dios, la relación de la iglesia con el Reino, la sociedad y la política. Pero en última instancia también, la propia misión de la iglesia. Para responder a las preguntas que se formula en su estudio, Alberto Roldán acude a una vasta cantidad de autores que pertenecen mayormente a la herencia teórica protestante de Europa, Estados Unidos y América Latina, y en particular a esa cuyas raíces se hunden en el pensamiento de Calvino, encontrando en el reformador ginebrino, además de su punto de anclaje, el horizonte de la discusión y el contexto desde el cual surge su relevancia. Por este motivo, “Reino, política y misión” es un aporte a la construcción del “estado del arte” o estado de la cuestión, de gran utilidad para la reflexión teórica y el uso pedagógico en las instituciones de enseñanza interesadas en los dilemas de la teología cuando sus caminos se cruzan con las demandas de la sociedad incorporadas al pensamiento teórico y de acción. Luego de trazar antecedentes conceptuales de Reino y missio Dei en la obra de varios autores como Richard Niebhur, Oscar Cullmann, Paul Tillich, Jürgen Moltmann y el uruguayo Julio de Santa Ana, tratados en el primer capítulo (que abarca más autores que los aquí mencionados), Alberto F. Roldán dedica el capítulo segundo a “El Reino de Dios en la teología latinoamericana”. Aquí se explaya sobre la obra de Jon Sobrino, el argentino José Míguez Bonino y otro rioplatense, el uruguayo Emilio Castro. A continuación en el capítulo tercero trabaja sobre “La ética social y política de Juan Calvino”, y dedica los capítulos cuarto y quinto a Karl Barth, con los títulos, respectivamente, de “La importancia del comentario de Karl Barth a la Carta a los Romanos” y el “Carácter dialéctico de la justicia y praxis sociopolítica en Karl Barth”. Dirigiéndose a un proceso de convergencias teóricas, enfoca luego el capítulo sexto en “El círculo hermenéutico en las teologías de Juan Calvino y Karl Barth” e incluye ahora las aportaciones del latinoamericano Juan Luis Segundo. El especialmente atractivo capítulo siguiente dedicado a las teologías políticas, comienza con un autor que permanece enigmático a raíz de los prejuicios que despierta su imagen pública: Carl Schmitt. Luego de lo cual nos presenta analíticamente la producción teórica de Jürgen Moltmann y Johann Baptist Metz. Avanzando ya en el capítulo 8, Alberto Roldán revisa la presencia, primero excluida, después protagónica, de América Latina en los Congresos de Edimburgo, 1910-2010. Cierra el libro con unas breves conclusiones finales, jalonadas antes por la sistemática presencia de apartados conclusivos para cada uno de los capítulos mencionados. Coherentemente con la disciplina en la que se desenvuelve, Alberto Roldán no avanza en este libro sobre el análisis, que sería propio de la sociología empírica, acerca de las proximidades y distancias entre las definiciones teológicas y las concretas formas de la praxis eclesiástica. Creo correcto sin embargo, afirmar que la investigación de sociología empírica dedicada a las relaciones entre religión y política en el ámbito de las iglesias evangélicas, al menos en el espacio nacional de la República Argentina, deja percibir que las tensiones principales que emergen de estas interacciones giran en primer término, alrededor de la definición conceptual de la misión que tendría la iglesia en la sociedad. Este problema que de suyo pertenece a la práctica, nos remite a su contrapartida en el plano de la reflexión teológica acerca del reino de Dios y el papel de la iglesia en el reino de Dios. Por este motivo, considero que la aparición “Reino, política y misión” constituye una contribución oportuna a la discusión y la pedagogía en el dominio teológico, manteniendo en el horizonte la idea de que la teología funciona como el marco que puede encuadrar la acción de quienes pretenden ser los actores de la iglesia en el mundo. Además el libro tiene la virtud de surgir de la mesa de trabajo de un autor local, cuya biografía por otra parte presenta un curso paradójico, como lo deja ver el intelectual mexicano Leopoldo Cervantes-Ortiz en la introducción. Dice Cervantes-Ortiz acerca del autor de “Reino, política y misión” “…basta con mirar su historia de vida para darse cuenta de la forma en que se ha desarrollado con el paso del tiempo. Partiendo, como muchos otros colegas, de una experiencia definida por los cánones del protestantismo histórico conservador, ha evolucionado hasta alcanzar una voz teológica propia, madura y propositiva”.Alberto F. Roldán es doctor en teología por el Instituto Universitario ISEDET, y master en ciencias sociales y humanidades (con enfoque en filosofía política) por la Universidad Nacional de Quilmes. Siendo profesor y directivo del Instituto Teológico FIET, desarrolló al mismo tiempo una experiencia de conferencista y profesor en varios países, ha escrito varios libros y numerosos artículos, y pertenece a la FTL, Fraternidad Teológica Latinoamericana. Los interesados en otros aportes del mismo autor y eventuales consultas, pueden dirigirse al link de la revista on line Teología y Cultura en: www.teologos.com.ar+
(Prensa Ecuménica)(*) Hilario Wynarczyk es doctor en sociología. Se especializa en el estudio de las iglesias evangélicas en sus relaciones con la sociedad, el Estado y la política. PreNot 9685110816

1 comentario:

  1. JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA QUE HA CONVERTIDO AL CRISTIANISMO EN RELIGIÓN BASURA. El análisis racional de los elementos que integran la triada pre-teológica judeo cristiana (la descripción neutra del fenómeno espiritual, su explicación y su aplicación), nos permite criticar objetivamente el profetismo judío y la cristología de San Pablo que fundamentan la doctrina judaizante de la Iglesia; y visualizar: 1) que las directrices de los ancestros de Israel (patriarcas, profetas, reyes y jueces) contenidas en el Antiguo Testamento, son opuestas a las enseñanzas de Cristo, ya que en lugar de promover el amor misericordioso y la hermandad universal, promueven el racismo, el despojo, el sometimiento y/o exterminio de los pueblos no judíos; 2) la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina de la trascendencia humana (instruida e ilustrada por Cristo) que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos), dándonos acceso a las potencialidades del espíritu a medida que nos vamos desarrollando espiritualmente; 3) la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y su veracidad comprobada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar al cristianismo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

    ResponderEliminar